Monumentos

No son muy numerosos ni importantes, pero pueden ser un complemento a los recursos naturales, que pueden ser visitados mediante la combinación de  itinerarios.

IGLESIA PARROQUIAL. Su construcción se inició el 23 de julio de 1723. Es de orden corintio, existiendo en la nave principal algunos florones de talla.

La única nave de que constaba inicialmente, tiene columnas que presentan sendas bosas, fustes acanalados y capiteles en forma de cesto con cuatro volutas y un florón. Sin grandes refinamientos, tiene elementos distintivos del corintio: doble franja de hojas de acanto sobre el collarino de la columna, dos pares de volutas, que sostienen el ábaco, y un florón central.

En 1.910, se le agregó un claustro en la parte lateral derecha, en cuyo altar principal se colocó la imagen de la Virgen de la Merced, patrona de Gátova.

La iglesia está construida en mampostería y ladrillo con revoque de cal. La fachada está construida en línea recta y puerta adindelada en el que se encuentra grabado el escudo mariano , rematada por un frontón triangular en cuyo tímpano está ubicada una hornacina. Presenta, así mismo,   contrafuertes exteriores sobre las capillas laterales.

El interior se halla formado por una planta de dos naves y en el lado del Evangelio se encuadran las capillas laterales. La planta se encuentra dividida en cuatro tramos con coro alto a los pies. La capilla de La Merced, de planta casi cuadrada, se encuentra junto al ábside y está completamente rehecha.

La cubierta es de bóveda de cañón con lunetos en la nave central y bóvedas vaídas en la nave lateral. Las capillas presentan bóvedas de cañón y la sacristía plana. En la nave principal hay ventanas tapiadas enmarcadas por yeserías.

La decoración interior es con pilastras con capitel de hojas de acanto que sostienen un arquitrabe liso a lo largo del templo.

La torre campanario fue terminada de construir en el año 1794, según se observa en la veleta que la remata. Se encuentra en el lado de la epístola, sobresaliendo ligeramente del cuerpo de la fachada, formada por dos cuerpos y remate de cupulín. Los cuerpos de la torre están construidos en sentido decreciente, especialmente el del cupulín; en el segundo se alojan ventanas semicirculares con dobles pilastras decorativas. Fue restaurada, respetando totalmente su estilo original en el año 1991.

LOS MOLINOS. En número de dos, se sitúan ambos al levante de la villa, pero en distintas ubicaciones, el conocido como de "La Ceja", a unos 700 metros de altitud y al Sudeste del pueblo, mientras que el otro, del "Pico Iranzo" o "Cachumbito", a aproximadamente 800 metros y hacia el Este.

Se trata de construcciones antiguas de las que se ignora cuándo fueron construídas. Dejaron de ser utilizadas a finales del siglo XIX, existiendo también poca información sobre sus mecanismos y funcionamiento.

Ambos son estructuras aisladas, de forma cilíndrica, de tendencia troncocónica, más ancha que alta, con gruesos muros construidos a base de bloques de piedra calcárea trabada con mortero de yeso y tierra arcillosa, asentadas sobre la roca del monte.

En la actualidad, ambos molinos, totalmente restaurados, respetando su primitivo estilo, se utilizan como miradores, dadas las extraordinarias y hermosas vistas que desde ambos pueden contemplarse.

Al molino denominado de "La Ceja", se puede acceder por el camino de Tristán, junto al que se encuentra, a poco más de un kilómetro desde el pueblo. Al otro, el de "El Cachumbito", es posible acceder por el camino del pico del Águila, tomando un desvío a la derecha, poco después de coronar el alto junto al denominado "Mojón de Santa Lucía", este último tramo se encuentra en malas condiciones para un coche normal. También se puede acceder al mismo a pié, tomando un sendero, perfectamente acondicionado y señalizado, que parte algunos metros después de rebasar el otro molino, siguiendo el camino de Tristán, hacia la izquierda.

ACUEDUCTO DE PIÑEL. Algunos lo datan como de época romana, si bien parece ser que fue construído en época musulmana. Está formado por dos arcos de piedra y servía para suministrar agua a la población. Se encuentra en la partida de Piñel, junto a la carretera Gátova-Altura, a poco más de un kilómetro del pueblo.

EL PUENTE. Sin un nombre concreto, se sitúa sobre el "Barranquico" y la denominada "Huerta del Caide". Fue erigido a principios de este siglo, para dar paso a la carretera que atraviesa el pueblo. Nunca ha sido considerado en ningún libro o publicación sobre Gátova como un recurso monumental, no obstante, sus llamativas dimensiones y sus arcos, construídos en su totalidad con piedra de rodeno trabajada, hacen del mismo una obra espectacular de arquitectura civil, digna de ser observada detenidamente.

Otras zonas, no menos importantes desde el punto de vista histórico, son las ruinas del poblado y castillo ibérico de Torrejón; situado en la partida del mismo nombre; el poblado de la Edad del Bronce, sobre el que se superpuso otro de la época ibérica, situdo en Marmalé de Abajo; y la necrópolis ibérica de "La Mina".

Fuera del término municipal de Gátova, fácilmente visitables, por razones de cercanía, podemos encontrar el Castillo del Real, situado en lo alto de un monte entre los términos de Marines y Olocau, que fue cabeza de gobernación de la zona en la época musulmana, y el poblado medieval o caserío morisco en ruinas sito en la partida de "Olla", en el término de Marines, cerca del de Gátova, que conserva una torre secular en estado aceptable.

Para terminar este apartado, señalar que dada la existencia de una gran cantidad de sendas y caminos, pueden proyectarse excursiones en las que se puede combinar la visita a varios de los recursos naturales y munumentales aquí descritos, lo cual, al mismo tiempo, hace más interesante, desde el punto de vista turístico, al municipio de Gátova.

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30